Sobre los trabajadores de la función pública y los interinos

 

Mucho se está hablando sobre los funcionarios / trabajadores públicos en los últimos meses. Que si tienen trabajo para toda la vida…que si son unos afortunados…que ya está bien que apechuguen con la crisis

A mi me hace mucha gracia, por no decir que me joden todos estos comentarios que muchas veces salen de la boca de tipos con traje que su única ocupación es ir por los programas de tertulias de la mañana/tarde/noche ganando un dineral.

Como en todas las profesiones públicas o privadas hay sueldos y sueldos. En la función pública no abundan los sueldos de 2000 o 2500€. Lo más normal es que la gente cobre entre 1000 y 1500€ al mes. Pero esto es sólo un parte del drama: En la función pública uno no cobra  por lo que hace sino por la categoría laboral que ha aprobado en la oposición. Es decir hay Ingenieros de Caminos que han aprobado la oposición de celador y están ganando 1005€ al mes, por poner un ejemplo, y no van a ganar NUNCA más dinero a no ser que aprueben una oposición de categoría superior.

Sigue leyendo

Diario de un funcionario o Odio el papel!!!

Un día cualquiera de un mes cualquiera, todo está en calma, una figura avanza sigilosa por la habitación. Noto un cosquilleo en la oreja y de repente: MIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIAAAAAAAAAU!!!!!!!!
-Mierda – es lo que te viene a la cabeza en ese momento… bueno: Mierda, joder, mecagoen… y ¿Por qué un gato y no un pez de colores?
Luego levantas la cabeza y con el ojo bueno, es decir, el menos miope-esticmatico, miras hacia el reloj despertador. Las 5.23… otra vez la misma hora… ¿Acaso el gato sabe leer la hora? y si la sabe leer, que cabrón!!!!! Siempre estamos igual! Que yo entro a las 7.30!!! pero díselo al gato, igual este modelo sólo sabe leer las horas! Claro como es un gato callejero… el tipo de la tienda ya me dijo que tenía otros que cantaban la traviata o que alicataban el baño… pero yo tuve que pillar el que se dedicaba a dar zarpazos a una mosca en el aire… Mira… lo vi más gato que los otros…
En fin que me arrastro como puedo a hacer el tour por la casa, a mi gata le encanta que la gente esté despierta y que la lleven en brazos a eso de las 5 de la mañana… cualquier día la llevo al taller a que le ajusten el reloj, seguro que va con la hora antigua… entre pitos y flautas, poner comida, pasear al gato y meterme en la cama me dan las 7 de la mañana! Suenan los 40 en mi despertador. Me voy a mi peazo de ducha nueva y salgo con la toalla atá a la cintura en plan sexy boy pero con cara de sueño y el pecho peludo (si… es verdad… no hacía falta ponerlo) a mi habitación, me visto y me voy para la cocina dónde se escucha  RAC 105 con Llucià Ferrer y su Freakando Matiner… no puedo escucharlo mucho porque me tomo mi café largo en vaso octogonal, mis magdalenas y mi cacho de chocolate negro antes de irme, cagando leches, para el Archivo también llamado desde ahora como LUGAR INFERNAL DE TRABAJO.
El trabajo del archivo del ambulatorio no es nada del otro mundo… es una sala enorme llena de estanterias donde van unos sobres de tamaño dinA3 llenos de mierda: radiografías, informes de médicos y etiquetas. Pero su contenido nos es desconocido porque no tenemos potestad para mirarlos y hacer el cotilla… Lo primero que se hace cuando llegan las 7.30 es sacar las listas de las consultas complementarias, es decir, la peña que se apunta al médico a última hora porque le han comido el tarro al pobre tío que esta en el mostrador con cosas como: “que yo pago” “que uno se pue morir esperando” “que esto no puede ser de otra manera” etc etc etc, ver monologo sobre “los cartilleros“. Total que te sacas tus listas, las buscas y las metes en el montacargas y en este preciso momento empieza el papeleo!!!! Cada lista que sale por la impresora también conocido como GRAN CHAMÁN DEL PAPEL, sale por triplicado, una copia para el médico, otra para la enfermera y otra para un servidor. Esto está muy bien pensado, dirás… porque así cada uno sabe lo que hay en el archivo y lo que hay en consulta ¿no? es más, en las listas que normalmente son de entre 12 y 48 personas por lista se apuntan las historias que se encuentran y las que no se encuentran para evitar confusiones con las consultas. ¿Qué util verdad? coges tu lista, la sacas entera, marcas las que tengui y las que falti, las metes en una bolsa con cremallera para que no se pierda y ale! para el montacargas. Cualquiera diría que es un proceso que roza al realizado por los empleados por la CIA para mantener la confidencialidad de los datos: los historiales sólo los toca una persona y después la enfermera!!! genial!
Asi que un servidor se pasa tooooooda la mañana con listados y listados! historiales y historiales, marcando con cruces las que tengui y poniendo un clarificador “NO” en las que falti porque no están, porque se han perdido (a ver… en un archivo ordenado del 00000 al 99999 donde por cada numero hay un minimo de 1 historia y un maximo de 20… TÚ TE CREES QUE NO SE PUEDE PERDER NINGUNA????????), o porque son primeras visitas con lo cual aún no se les ha otorgado, a los pobres cartilleros, su número de historia ni su sobre correspondiente… Que cosa tan emocionante!!! Su primer sobre marron!!! Que será el responsable de tener todas las pruebas que le hagan durante su estancia en la ciudad… deberían hacer una fiesta a cada nuevo miembro de este club tan selecto como es el archivo!!! Pues no! La fiesta se limita a un sobre marron, una pegatina en el lomo un tampon azul y 6 celos de colores en el lomo a parte de la gracia de cada artesano de la escritura a la hora de poner el nombre (yo, por ejemplo, utilizo rotuladores de colores para darle cromatismo al asunto… pero lo que más abunda es el triste y soso negro).
Cuando se va acabando la jornada bajan los historiales del día y se tienen que archivar, hay que decir también que cada día se buscan las historias del día siguiente y se archivan las del propio día, es algo complicado de entender en una primera lectura pero no es importante así que puedes seguir leyendo.
Seguramente estarás pensando que no es un trabajo muy creativo pero no le ves que tenga demasiado problema… si, tocas mucho papel y se te resecan las manos… o te estás todo el día de pie dando vueltas de un lado a otro buscando historias que, mira tu por donde, no vienen ordenadas por un orden correlativo a la numeración sino por orden de visita… la otra opción es pararse y ordenártelo y buscarlas correlativas y después ordenarlas por horas de visita… pero es un coñazo! y tardas más que si te pegas los paseos de la muerte, entre 4 y 5 km me ando al día por aquella sala, parecemos leones enjaulados, 4 leones enjaulados que nos miramos con recelo.
Pero a mi lo que más me gusta, con lo que disfruto, el elemento que da sentido a mi vida en ese archivo es “EL TELEFONO” se podria haber pillao los huevos con la segadora el Bell de los cojones momentos antes de inventar ese aparato del domonio!!!!!! La de problemas que da!!!!!!!, bueno, no es cierto, mis disculpas al señor Bell, su familia y conocidos… el problema no es el cacharro, sino la gente que lo usa: LAS ENFERMERAS o mejor dicho LAS AUXILIARES DE ENFERMERÍA!!!!
Te acuerdas que te he dicho que sacabamos 3 copias de cada lista para que todos sepamos si hay o no historial y si lo hemos subido o no a la consulta? si? te acuerdas? PUES LAS ENFERMERAS (y/o la Aux. de Enfermería) aún no han descubierto para que sirve esa hojita blanca que les sube dentro de la bolsa… y ¿qué hacen? llaman por telefono al archivo!
Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing, Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing, Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing y Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing…
David
Arxiu?
Enfermera
Hola, soy la enfermera de xxxxxxxx y es para pedirte una historia que no me habéis subido.
David
(Me extraña)
¿Está en la lista?
Enfermera
Sí, pero pone un “no”.
David
(No me jodas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!)
Pone un “NO” eh? Pues eso es que no está.
Enfermera
Tiene que estar.
David
Pues no esta.
Enfermera
Tiene que estar.
Aquí entramos en un bucle un tanto chungo, parecido a cuando en los western los pistoleros van a desenfundar y acribillarse… porque claro, yo se que no está porque he hecho el ejercicio de ir hasta el sitio dónde debería estar, mirar entre las historias, llamarla por su nombre e incluso santiguarme y aún y así no está.
Pero esa fulana… ¿Qué argumentos tiene para decir que tiene que estar? A ver! Claro! Tiene que estar, seguramente en su día se le abrió su historia, sin fiesta ni nada, sólo aquella tontería de los celos, la pegatina y el virtuoso del nombre pero… ¿¿¿¿Hola????? ¿¿¿¿y si se pierde????? Que no es un niño que conteste al llamarlo por el nombre!!!! No puedo ir por ahiídiciendo: “45688!!! sal de dónde estés? vaaaaaa, que tienes que ir a Reuma! venga tonta! sal, no tengas miedo” Con lo cual un servidor tiene que contestar con el ya típico y tópico:
David
Bueno pues ya la volveré a mirar (y ahora viene lo decisivo y lo que hace que la vida del pobre chico del archivo que coge el teléfono pueda continuar) y… TE DIGO ALGO!!!!!!! ADIÓS!
y sin esperar respuesta vas y cuelgas como un rey!
Pues esto se repite caaaaaaaaaaaada mañana y con caaaaaaaaaaada médico. A veces las historias que piden que están con un NO, aparecen, por eso ni nosotros las hemos enviado a la mierda ni ellas dejan de llamarlos a pesar de los “NO” enorme que ponemos en las hojas y supongo que esta relación amor-odio durará toda la vida… y yo que lo vea que mientras voy cobrando.

Diario de un funcionario o Sobreviviendo a los Cartilleros

 
 
14 horas o lo que es lo mismo, 2 turnos de 7 horas es lo que estoy haciendo yo durante esta semana que termina mañana. 3 días llevo haciendo este horario de la muerte, lo que supone que en 3 días he trabajado como si fueran 6, que sí, que cobraré un pastón, pero… me voy a morir!!!!! y te preguntarás ¿qué hago en el curro? Pues mira te cuento…
 
Me levanto a las 7, con cierta mala hostia, le doy de comer a Nista, me ducho, me visto, desayuno y me piro pal ambulatorio. Llego a las 8. Pongo el password en el ordenador. Me siento y zas! aparecen Los Cartilleros.
 
Los Cartilleros son esos viejecitos que llevan su cartilla de la Seguridad Social, de ahi Cartilleros, y la empuñan como si fuese la espada del Cid. Se les reconoce del usuario común de los ambulatorios del seguro porque éstos, a parte de que todos calzan una media de 65 años, además de empuñar la cartilla de rigor, dan golpecitos sobre MI mostrador con la cartilla para reforzar sus palabras. Como los politicos, y da igual la estatura que tengan eh! eso no les detiene (por lo general, el Cartillero medio pasa del metro y medio a duras penas, es muy gracioso ver a alguien hacer uso del cartillismo en un mostrador alto como el mio).
 
Siempre se produce el mismo dialogo:
 
Interior – recibidor de la seguridad social – 8:12 de la mañana
 
El pobre funcionario, en este caso David, está viendo como en el ordenador sólo quedan visitas para el medico a partir del día 17 de enero porque lo tiene todo lleno. Hay una cola de la hostia santa en frente de él. Todos los Cartilleros miran fijamente al tipo que tienen delante de todo y al que le están dando la hora, para escuchar si se le hace algun tipo de trato de favor de los cuales ellos puedan beneficiarse alegando enchufismo o algo similar. Resulta que el pobre David le dice al abuelito que no tiene hora hasta el día 17 (estamos a 29 de Diciembre, San David para algunos, el mío es el 26 de Junio, ahorrate la felicitación para hoy)
David
Hola, buenos días.
 
Cartillero
Hola, deme hora con mi medico | Quiero que me de hora para el día 5 a las 9 de la mañana | ¿Me da hora para mi y para mi mujer para mi medico el lunes? (todas son validas)
 
Lo que los cartilleros, que son duros de cabeza, no entienden es que el pobre chaval (yo) no puede hacer nada de lo que le dicen hasta que no le entreguen la tarjeta de la seguridad social y pase la banda magnetica por el ordenador.
 
David
¿Me deja la tarjeta del seguro?
 
Cartillero
(sin haberse movido en todo el rato ni hacer ademan de sacarla, me mira como si le acabara de pegar una patada en los huevos, se queda sin pestañear 2 segundos e inicia un movimiento lento de una de sus manos, y sin dejar de mirarme, hacia uno de sus bolsillos. Después saca una cartera o monedero según el caso, sin dejar de mirarme, me la tira, literalmente, y dice)
– Sácala tú que a mi se me pega
 
Introduzco la targeta en la makina del  bingo sanitario y tachan sale la bola.
 
David
Mire, lo primero que tengo es para el día 17 d enero.
 
Cartillero
(Sin inmutarse y pensandose que me estoy equivocando)
No puede ser.
 
David
Sí, antes está todo lleno.
 
Cartillero
A mi me la tiene de dar pa mañana.
 
David (off)
¿Para mañana, a ti? ¿Pero quien te crees que eres peazo de mamong!
 
David
Pues verá no se lo puedo dar porque el ordenador no me deja.
 
Cartillero
Pues que te deje
 
David
(el puto yayo ya mesta calentando, cómo se nota que lo más electrónico que ha tocado ha sido el mecanismo de una bicicleta…)
Mire, yo sólo le puedo dar para el día 17 o se va usted de urgencias.
 
En este punto el cartillero empieza a mirar a derecha y a izquierda porque sabe que los suyos estan cerca y acudirán en su ayuda, acto seguido se ponen a su derecha e izquierda más cartilleros que huelen el sarao a kilomentros, desenfundan sus tarjetas y se aproximan a la zona de picar (o golpear) del mostrador.
 
Cartillero
Hasta el día 17!!!! (a grito pelao y sin dejar de mirar a un lao y a otro, los demas Cartilleros empiezan a hacer corros.
 
Cartilleros varios
Que barbaridad, que vergüenza, así va de mal el país, deberían quemarlos a todos… etc
 
Cartillero
… y entonces, si nos morimos que hacemos??????? (a gritos)
 
David
(caja de pino o roble?)
eh…
 
Cartillero
Claro, es que con tantos días
 
David
(usted sólo viene a que le hagan una receta para un gelocatil…)
… y si compra el medicamento y luego le dice al farmaceutico que le llevara la receta…
 
Cartilleros varios
… A la horca! brujooooo! vamos a quemarlo!!!!!, sodomía equina!!!!!
 
David
… o si quiere va usted a la consulta de su medico, llama a la puerta y le explica el caso (aquí ya se me acojona el Cartillero porque el medico es Dios, y a los dioses no hay que tocarles mucho los huevos)
 
Cartillero
Bueno a ver a que hora es el día 17…
 
Pues bien… tooooooodo el día es así. A veces hay pacientes agradecidos que no dan guerra y lo aceptan todo con dignidad y paciencia, como tiene que ser. A estos debería hacerseles un monumento, pero que coño, nada de monumentos, es que todo el mundo debería comportarse de la misma forma, lo que pasa es que como los demas la lian tanto, los educados parecen la hostia!
 
Otra de las tribus que más me gusta es la tribu de “ni que sea el último hueco” la gente que va al medico y se les dice que hoy no les puedes apuntar porque no hay citas siempre te dicen “pongame la última, en el último huequecito” pero vamos a ver señora! que el ordenador no tiene ultimos huequecitos! o hay hora o no hay! pero no hay un espacio que se crea apretando al Ctrl + Alt + F2 + Bloq Num + J y aparece su tan preciado hueco del último de la lista!!!!!!!!!!!!!
 
Bueno pues me tiro así desde las 8 de la mañana hasta las 21h de la noche… hay horas en que hay mas afluencia de personal, horas que menos! las ventajas del funcionariado es 30 min pal bocata, 1 h pa jalar y 30 min pa la merienda, lo que si me pagan por 14 horas, solo curro 12 pq 2 me las paso ñam ñam.
 
Menos mal que se me acaba mañana y el año que viene ya estaré en otro ambulatorio, igual de guerrero pero más amplio y SIN TELEFONO que atender!
Un besito y si no te pongo nada más para leer este año, pues Feliz 2006 y todo eso!
 
Mua!